Cuando subió la marea, mi hermoso castillo se desvaneció, todos sus muros y torres el mar de golpe se los llevo.
que calamidad que tragedia volver a empezar. Que felicidad , porque arena, porque amigos, siempre hay en el mar.